17 May 2012

El lavavajillas que mece la cuna (orange blossom water pulla with candied oranges)


(English version below)

Dejadme empezar hoy con un consejo: si compartís piso con un psicópata no dejéis que ponga el lavavajillas.

Podría parecer mucho más sencillo atacar en mitad de la noche con el cuchillo jamonero u obligarte a meter tus deditos en el vaso de la batidora pero hay psicópatas y psicópatas. Y Herra K (que es psicópata y muchas otras cosas que terminan en “pata”) va mucho más allá de miedos básicos y recurrentes. Herra K coloca los cuchillos en el lavavajillas de manera que cuando lo abras para sacar los trastos te cortes sí o sí. Y claro la primera pasa, pero después de haberte cortado una vez, acordarte de su madre y de su padre (finlandeses ellos dos) y de haberle tatuado en la frente que los cuchillos no se colocan en el cestillo con la punta hacia arriba, la segunda vez huele. Y duele. Mucho. Porque señoras y señores, esta vez me he autoapuñalado en un brazo. Sí, sí, no ha sido el leve roce de la cuchilla con la piel, esta vez ha sido con la punta mirando hacia Cuenca.

Si lo que buscaba era no poner el lavavajillas nunca más lo ha conseguido. Pero se podía haber negociado (esta gente con tal de no abrir la boca...).

Y ya que estamos, otro consejo: cuando os autoapuñaléis id al médico a que os eche un pespunte. Mejor no os cuento por qué.

Cambiando de tema, recuerdo que cuando comencé mi andadura en este blog con la primera receta de pulla prometí hacer un ejercicio de cocina fusión bananera al que llamé en la euforia del momento “pulla arriquitaún”. El momento de cumplir mi promesa ha llegado, pero he decidido ponerle un nombre más... decente.

Al lío.




Pulla de agua de azahar con naranjas confitadas

Ingredientes (para 12 unidades):

Para la masa de pulla:

7 – 7,5 dl de harina de trigo
2,5 dl de leche
1 dl de azúcar blanquilla
100 grs de mantequilla
1 huevo
1 sobre (11 grs) de levadura seca instantánea
2 cucharadas de agua de azahar
½ cucharadita de sal
Azúcar perla

Para las naranjas confitadas:

1 naranja
50 ml de agua
4 cucharadas de azúcar blanquilla

Modus operandi:

1. Bate el huevo. Mezcla la leche templada con la mitad del huevo batido (reserva la otra mitad para más tarde), el azúcar blanquilla, la sal y el agua de azahar.

2. Añade una parte de la harina con la levadura y mezcla bien. Agrega poco a poco la harina restante y la mantequilla en pomada y amasa hasta conseguir una masa suave y elástica. Cólocala en un bol grande y tápala con un paño. Déjala levar unos 40 minutos.

3. Mientras tanto, lava la naranja y córtala en rodajas finas (puedes dejar las rodajas enteras o cortarlas por la mitad). Calienta a fuego alegre el agua y el azúcar para conseguir un almíbar fuerte. Cuando haya hervido un par de minutos, añade las rodajas de naranja y déjalas en el almíbar hirviendo durante 5 minutos. Sácalas del almíbar y colócalas sobre papel vegetal. Déjalas enfriar completamente.

4. Pasados los 40 minutos vuelve a amasar ligeramente para eliminar las burbujas que hayan aparecido durante el levado.

5. Haz 12 bolas con la masa y distribúyelas en una bandeja de horno con papel vegetal. Tápalas con un paño y déjalas levar durante 30 minutos.

6. Precalienta el horno a 200 C.

7. Pinta los bollos con el huevo reservado. Coloca una rodaja de naranja escarchada y un poco de azúcar perla sobre cada bollo y hornea durante 12 minutos o hasta que estén dorados.

*Es importarte vigilar que no se quemen las naranjas durante el horneado. Si ves que se empiezan a tostar, cubre los bollos con papel de aluminio.

**Para los detractores de las naranjas confitadas he horneado unas cuantas sustituyendo las naranjas por piñones. Nadie se ha quejado :P

*****







The dishwasher that rocks the cradle

Let me start today with a tip: if you share your flat with a psycho don't let him/her put the dishwasher.

It seems easier to attack in the middle of the night with the ham knife or obligate you to introduce your little fingers into the blender jar but there are different kinds of psychos. And Herra K (who is a psychopath and much other things that end in “path”) goes much more ahead of just basic and recurrent fears. Herra K puts the knifes in the dishwasher so you don't have a chance not to cut yourself when the program finishes and you take the dishes out. And at the first time it's ok, but after cutting yourself once and tattooing in his forehead that the tip of the knifes has to be always down, the second time it's at least a bit suspicious. And it hurts. A lot. Because, ladies and gentlemen, this time I have self-stabbed my arm. Yep, it hasn't been just a light touch of blade, this time it has been with the tip looking straight to my arm.

If he was looking not to put the dishwasher ever again he got it. But it could have been negotiated (these people do anything just not to open their mouths...).

And one more tip: when you stab yourself go to doctor to get some stitches. I'll better not tell you why.

Well, let's change to something nicer.

I remember when I started this blog with the first pulla recipe I promised to make an exercise of third-rate fusion cuisine that I named in the heat of the moment “pulla arriquitaún” (reference to some flamenco clichés). The moment has come but I've decided to give it a little bit more... decent name.

Let's go!








Orange blossom water pulla with candied oranges

Ingredients (makes 12):

For the pulla dough:

7 – 7,5 dl plain flour
2,5 dl milk
1 dl caster sugar
100 g butter
1 egg
11 g easy-blend dried yeast
2 tbsp orange blossom water
½ tsp salt
Pearl sugar

For the candied oranges:

1 orange
50 ml water
4 tbsp caster sugar

Modus operandi:

1. Beat the egg. Mix the lukewarm milk with half of the beaten egg (we’ll use the other half later), caster sugar, salt and orange blossom water.

2. Mix some flour with the yeast and add it too. Mix well and gradually add the rest of the flour and the butter. Knead until the dough is no longer sticky. Place it in a big bowl, cover with a tea towel and leave to prove for 40 minutes.

3. In the meanwhile, wash the orange and slice it finely (you can use the whole slice or cut them into half). Put the sugar and the water in a small saucepan and heat it up to get a strong syrup. When it has boiled for a couple minutes, add the orange slices and let them boil in the syrup for 5 minutes. Take them out of the syrup, place them on a baking paper and let them cool.

4. Knead again for a while to remove the bubbles.

5. Divide the dough in 12 balls and place them in a baking tray prepared with baking paper. Cover them with a tea towel and leave to prove for 30 minutes.

6. Preheat the oven to 200 C.

7. Paint the surface of the buns with the remaining beaten egg. Decorate with a slice of candied orange and sprinkle some pearl sugar on them. Bake for around 12 minutes or until they are golden brown.

*It's important not to burn the candied oranges in the oven. So take a look from time to time and if they look a bit toasted, cover them with aluminum foil.

**For those who don't like candied oranges I've baked some others with pine nuts instead. I got no complaints :P


20 comments:

  1. Pero bueno, vaya compañero te has buscado, un día te vemos con la cabeza en la mano, ja,ja,ja. Espero que no haya sido grave el incidente :-(
    Estos bollitos tienen una pinta impresionante!!!!!!!!!!!
    Besitos guapa

    ReplyDelete
    Replies
    1. No muy grave Carmen, muchas gracias :)

      Delete
  2. Se me acumula el trabajo, tengo tu primera pulla todavia pendiente!!!

    al del lavavajillas se le ve el plumero...y la mala leche! :-S

    ReplyDelete
    Replies
    1. Luego viene con la cara de bueno, de yo no sabía... y arreglado. Así vamos :P

      Delete
  3. Qué maravilla de bollos, lo que no entiendo mucho es a qué te refieres con 7,5 dl de harina, ¿eso en la jarra de medida de líquidos? Perdona mi torpeza, todavía soy nueva en esto, jeje. Ten cuidado con los cuchillos! Besos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Sí Michi, lo tienes que medir con la jarra de líquidos. Aquí muchas recetas de repostería vienen con decilitros en lugar de gramos y así todo se puede hacer aprovechando la misma jarra.

      Un beso! :)

      Delete
  4. Espero que lo del lavavajillas no haya sido demasiado grave. Es buena técnica para no tener que ponerlo más. A mi de chica me funcionaban esas cosas, aunque a medida que fue pasando el tiempo dejó de colar...

    Yo era de las que esperaba la "pulla arriquitaún"; auqnue el nombre que has buscado suena más decente, a mi me gustaba ese... Todavía sigo teniendo en pendientes la primera versión. Tengo que ponerle remedio...
    Un besote.

    ReplyDelete
    Replies
    1. No, no ha sido grave pero bastante grave fue el susto que me dí :P Buena táctica es, desde luego.

      Un besote.

      Delete
  5. Pero a quien se le ocurre??? En casa directamente los cuchillos no van al lavaplatos, porque pierden el filo y dejan de cortar, en embotan.

    Espero que no haya sido grave, aunque no te ha hayan dado un pespunte te sane rápido y bien.

    deliciosos estos panes.

    Besos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Aquí los buenos se friegan pero los malos van al lavavajillas y Herra K no distingue, qué le vamos a hacer!! :P (al final resultó no ser tan malo... a la vista está).

      Besitos.

      Delete
  6. Vaya táctica más truculenta para no poner más el lavavajillas. Aunque ahora que lo pienso, puede que la estén usando conmigo también. Sospechoso. Espero que estés bien y que no haya sido mucho. Los bollitos te han quedado escandalosamente buenos. Besos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Uuuuy pues no lo dejes pasar porque un día son los cuchillos en el lavavajillas, otro el suelo sin secar y se me ocurren otras cuantas. Todo lo malo se pega :P

      Un besazo.

      Delete
  7. ¿Estas bien ?
    ¿Cuantos puntos te ha supuesto el descuido? Pero tu tambien tienes delito porque no mirar antes sabiendo como las gasta el susodicho....
    ¡¡¡Ten mucho cuidado que nos dejas huerfanos de pullas y de todas las maravillas que nos preparas...!!!
    ¡¡¡Aaahhh,cuidado que no hay dos sin tres y no es que yo quiera gafarte ....Dios me libre !!!
    Un abrazo muy fuerte y espero que no duela mucho.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Puntos ninguno... porque no fui. Luego me arrepentí porque a medida que fue cicatrizando se me iba quedando el agujero, pero ahora parece que está cada día más pequeño... no me digas lo de no hay dos sin tres que ma da un siroco!! jajaja

      Un besazo.

      Delete
  8. Yo también tengo cuchillos asesinos que han dejado huellas indelebles en mi anatomía. En casa tenemos especialidades. Unos se cortan y otros se queman. Y unoa termina resignandose. A lo fakir. Me gustan tus pullas...muy arriquitaun.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Yo tengo varias especialidades. Y si las cicatrices son bonitas yo voy camino de ser Miss Universo :P Y algunas veces, como esta, me ayudan, pero otras yo solita me lo guiso y me lo como.

      Delete
  9. Churri siento decirte que yo también los pongo con la punta hacia arriba, pero sin mala intención, y mira que yo si que soy psicópata... Jajajaja y los bollos... Madre mía de mi vida, si sólo verlos parece pecado!! Muack bella

    ReplyDelete
    Replies
    1. Otra psicópata y suicida... desde luego vaya tela. La punta para abajo!! (y ahora es cuando tú dices "ya está aquí otra vez la prevencionista de mi****) xD

      Delete
  10. Qué bollitos tan tiernos y deliciosos!

    ReplyDelete

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...