27 February 2013

50 horas (potato and eggplant omelet with almond sauce)

(English version below)

Hace un par de semanas mi señora madre me preguntó en una de nuestras eternas skype-conversaciones si no estaba ya un poco hasta la peineta del invierno. Contesté que no. Que, como dicen los suecos, no hay mal tiempo sino malas vestimentas y que lo de la oscuridad pues bueno, se va llevando.

50 horas de sol son las que estima el Instituto de Meteorología Finlandés que hemos disfrutado este invierno en Helsinki. Teniendo en cuenta que además trabajo en turno de mañana en un recinto sin ventanas, supongo que he podido ver el sol un par de horitas este invierno. El resto del tiempo era de noche o lo parecía, e incluso habiendo superado el miedo galo a que el cielo caiga sobre mi cabeza, la cosa es que después de unos cuantos meses de invierno, he cambiado de idea.

Estoy harta.

Ya.

Mucho.

Hoy he visto el sol (sí, en serio), así que hay que celebrarlo con algo especial. Y aunque haya buena vestimenta a mí me apetece un plato calentito donde poner a nadar una buena barra de pan.

Algo bueno tendrá el invierno perpetuo, ¿no?


omelet with almond sauce


Tortilla de patatas y berenjenas en salsa de almendras


Ingredientes (para una tortilla mediana)


700 grs de patatas
1 berenjena pequeña (250 grs)
½ cebolla
4 huevos L
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Para la salsa:


20 almendras
3 dientes de ajo
1 rebanada de pan
½ cucharadita de ras el hanout
400 ml de caldo de pollo
Aceite de oliva virgen extra


Modus operandi:

1. Precalienta el horno a 200 C.

2. Pela las patatas, lávalas y córtalas en láminas finas. Sálalas y ponlas a freir en abundante aceite de oliva a fuego lento (la intención es que queden suaves, no crujientes). Añade la cebolla picada finamente y deja cocinar junto con las patatas hasta que estén tiernas. Saca las patatas y la cebolla del aceite y colácalas sobre un escurridor para que pierdan el exceso de aceite.

3. Mientras tanto, corta la berenjena en dos longitudinalmente y colócala con la piel hacia abajo en una bandeja resistente al horno. Realiza unos cortes en la superficie de cada mitad y añade un poquito de sal y unas gotas de aceite de oliva. Hornea la berenjena durante 15 minutos, o hasta que la carne esté suave.

4.  Retira la carne de las berenjenas con una cucharilla. Pícala groseramente y añádela a la mezcla de patatas y cebolla.

5. Bate los huevos en un cuenco grande. Añade las patatas, cebolla, berenjena y un poquito de sal y mezcla bien.

6. Pon una sartén mediana a fuego fuerte con una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente, vierte el contenido del cuenco, cambia el fuego a medio y deja que la tortilla cuaje un poco. Dale la vuelta con ayuda de un plato y repite la operación: primero fuego fuerte y luego fuego medio. Retira la sartén del fuego y reserva.

7. Pela los ajos y fríelos enteros en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando estén dorados, retíralos y añade las almendras. Fríelas con cuidado de que no se quemen, retíralas y añade el pan. Cuando el pan esté dorado y crujiente, colócalo en el mortero, junto con los ajos y las almendras. Machaca bien estos ingredientes juntos hasta conseguir una pasta (también puedes utilizar una trituradora) y reserva.

8. Vierte el caldo de pollo, la mezcla de ajos, almendras y pan, el aceite de freírlos y el ras el hanout en una sartén grande. Ponlo a fuego lento durante 20 minutos (tapa la sartén para que no se evapore el caldo). Corta la tortilla en trozos, pínchalos varias veces con un palillo y añádelos a la salsa. Deja cocinar todo junto unos 10 minutos más.


No hay invierno que cien años dure... qué aproveche.


*****
omelet with almond sauce


50 hours


A couple weeks ago, while having a never-ending skype-conversation, my dear mother asked me if I was absolutely sick of winter already. I answered “no”. And, “as Swedish say, there's no bad weather but bad clothing, and about darkness... well... it's ok”.

50 hours. That's the estimation made by the Meteorological Finnish Institute about the hours of sun we could enjoy in Helsinki during this winter. If you consider that I work on morning shift in a place with no windows at all, I guess I've seen the sun a couple of hours this winter. The rest of time it was night or it looked like it, and even after leaving the Gallic sky-falling-on-my-head fear behind, after several months of winter, I have changed my mind.

I'm annoyed.

Already.

Very... annoyed.

Today the sun has been shining (yep, really) so we have to celebrate with something special. And even with the right clothing I prefer something warm where I can dip a big piece of bread.

Perpetual winter might have something good... doesn't it?


Potato and eggplant omelet with almond sauce


Ingredients (makes 1 medium omelet)

700 g potatoes
1 small eggplant (250 g)
Half an onion
4 large eggs
Extra virgin olive oil
Salt

For the sauce:

20 almonds
3 garlic cloves
1 slice of bread
½ tsp ras el hanout
400 ml chicken stock
Extra virgin olive oil


Modus operandi:

1. Preheat the oven to 200 C.

2. Peel the potatoes, wash them and cut them into fine slices. Season with salt and put them to fry with plenty of olive oil at low heat (we want to get soft, tender potatoes, not crunchy). Add the onion, finely chopped, and let it all cook until the potatoes are tender enough. Take the potatoes and the onion out and place them on a strainer, to drain the extra oil.

3. In the meanwhile, cut the eggplant lengthwise in two pieces and place them with the skin facing down in a oven proof plate. Make some cuts on the surface of each piece and add a pinch of salt and some olive oil drops. Bake the eggplant for 15 minutes or until tender.

4. Remove the flesh of the eggplant with a spoon. Cut it into irregular pieces and add them to the mix of potatoes and onion.

5. Beat the eggs in a big bowl. Add the potatoes, onion, eggplant and a pinch of salt. Mix well.

6. Heat a medium frying pan at high temperature with a tablespoon of olive oil. When the oil is very hot, pour the mix into the frying pan and cook the omelet at medium temperature. When it starts to curdle, turn it upside down with a dish and repeat: first high temperature and then medium. Take the frying pan away from the source of heat and reserve.

7. Peel the garlic cloves and fry them in a frying pan with a couple tablespoons of olive oil. When golden, take them away and add the almonds. Fry them carefully, they burn very easily. Take them away and add the bread. When the bread is golden and crunchy, place it in a mortar, together with the garlic and the almonds. Crush all the ingredients together until you get a paste (you can do it also using a food processor) and reserve.

8. Pour the stock, the paste, the oil used to fry the ingredients of the paste and half a teaspoon of ras el hanout in a large frying pan. Cook all the ingredients together for around 20 minutes (cover the pan so the stock doesn't evaporate). Cut the omelet into pieces, poke each one with a skewer a couple times and add them to the sauce. Let it cook for 10 minutes more.


Qué aproveche.

23 comments:

  1. ¡Solo 50 horas de sol! Eso es poquísimo, hija mía. Yo estaría llorando por los rincones cual alma en pena y pidiendo a gritos un rayo de sol. Debes estar más que harta aunque, con un trozo de esa maravillosa tortilla, lo mismo las penas son menos ¿no? Te mando un solo bien grande y bien brillante desde aquí, hala. Besos.

    ReplyDelete
  2. Que tortilla tan deliciosa...todavía estoy alucinada por las horas de sol....buffff suite que el body se acostumbra a lo que le echas porque aquí hay un día que no sale el sol y que mal se lleva....besos

    ReplyDelete
  3. Tiene que ser muy duro el frio ,la nieve pero lo de las horas de sol no se como lo puedes soportar siendo de donde eres. Pienso la suerte que han tenido con los platos que le preparas como esta tortilla que tiene que estar superior y que les suavizara todas esas adversidades.Tu les llegaste a modo de " sol " ¡Que suerte han tenido! Un beso " solete"

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias María José, me has sacado los colores :) Un besote.

      Delete
  4. ¡¡¡¡¿¿¿¿¿?????!!!!, Qué platazo!!!!!, madre mía!!!!, me lo he leído un par de veces porque no daba crédito, ¡me encanta!, con esto creo que luego podría ir al polo norte o quedarme tumbado en el sofá un par de días.

    PD. Si, bueno, 50 horas de sol en invierno, ¿y en verano?, porque yo lo más al norte que he estado ha sido en Estocolmo y en pleno mes de julio suplicaba por una persiana en mi habitación

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pues eso, que luego llegará el verano y me quejaré del insomnio... el caso es no estar contento nunca :P

      Delete
  5. Tú te has propuesto que Acompañante no salga de aquí ¡en la vida!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Cuando quieras echarlo avísame... también tengo recetas para ese momento :D

      Delete
  6. Es una receta de lo más completa. Me ha encantado, con lo que me gustan las berenjenas y nunca se me había ocurrido ponerlas en la tortilla de patatas.
    Mucho ánimo con ese invierno. Lo del frío, es cuestión de abrigarse como dicen los suecos, pero lo de las horas de luz sí que es agotador.
    Un besazo.

    ReplyDelete
  7. jolines me has hecho pensar 50 horas son dos dias solo de sol, si aqui si estamos 2 dias sin ver el sol nos entra la depre¡¡
    menos mal que al menos te alegras la vida con esta rica cocina tuya y original como esta tortilla de patatas y berenjena y esta rica salsa de almendras con el toque ras el hanout que le da el punto
    animos que ya queda menos para que llegue la primavera
    un besote vecina

    ReplyDelete
  8. Hace un par de dias veia yo un reportaje sobre el invierno por tu tierra y me puso la piel de gallina (q ya sabía como era, pero el reportaje era tan...tan real). Entiendo q ya estes harta, yo tb me he acostumbrado al clima de holanda, pero no deja de ser q como el solecito no hay nada...

    no he puesto nunca berenjena a la tortilla y lo probaré y más con esa salsa...el conjunto tiene q estar impresionante...

    un beso,

    ReplyDelete
  9. Me imagino que estarás peineta del invierno como tu dices, yo tambien lo estaría. Mira que en Bilbao llueve y hay días grises y tristes, muchos, son muchos, y acabas hasta el moño de esos días, y estás deseando ver salir el sol. Así que te entiendo perfectamente.

    La tortilla "feten", me ha encantado la propuesta, berenjena, salsa de almendras.... Una tortilla distinta y bien rica. Bss

    Virginia "sweet and sour".

    ReplyDelete
  10. yo me planto en Copenhague. Quiero decir, que más al norte ya no subo, que hace mucho más frío y es más oscuro en invierno, que bastante ya tenemos por aquí. Entiendo lo duro que tiene que ser, y me crea la duda de que sea incluso legal tenerte sin ver la luz del dia!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pues como no sea legal haré huelga, pero dentro, porque anda que la puerta está como para encadenarse o algo :P

      Delete
  11. Ay, Macarena, es que está muy bonito ese rollo optimista de soltarle a tu madre lo de las vestimentas y el tiempo, pero luego, en el momento de la verdad... xD

    Me encanta este plato, no sé si sería capaz de hacerlo (no sé hacer tortilla de patatas, lo que más me atrae de la tuya es la berenjena y mi novio es alérgico, y la salsa es genial pero mi novio pondría caras, y recordemos, es él quien la haría, y para qué hacer algo que no puede ni quiere comer?), pero se la voy a enseñar a mi padre, por si quiere que la probemos.

    Que oye, aquí también se puede, ¿no? Que hace frío, eh, pero de verdad, que lleva dos días cayendo algo de nieve eh, pero de la de mentira.

    Y le puedo pedir prestada a la madre de mi novio un poco de ras el hanout, que ella sí tiene de eso.

    Qué pinta, por favor!!!
    Voy a pensar cosas con las que servir esa salsa.

    Un besito!!!!!!!!

    PD: Esa salsa con unos contramuslos de pollo... ¿¿Eso vale??
    PPD: ¿Puedes ponerle un nombre (a ser posible de no más de tres palabras separadas, que me gustan más esas uniones itnerminables) en finlandés a este plato?

    ReplyDelete
    Replies
    1. Eso de que no sabes hacer tortilla de patatas qué es?? Que haces profiteroles de primera división y no has hecho tortilla nunca?? Paula, no. NO, eh? NO. Que luego te mudas a un país en el culo del mundo y tienes que comer en condiciones :P

      La salsa la puedes poner con unas albóndigas... mortal :D Aceptamos contramuslos también.

      Ahí va el nombre en finlandés: perunamunakoisomunakas mantelikastikkeen kanssa

      Peruna: patata
      Munakoiso: berenjena
      Munakas: tortilla
      Manteli: almendra
      Kastike: salsa (y lo demás sufijo de posesivo)
      Kanssa: con

      Facilito eh? :P

      Delete
  12. "Yo estoy llevando "mu mal" el Invierno pero vamos que comparado con Helsinky mejor no digo ná ;). Esta tortilla tiene una pinta estupenda con ese toque del Ras el Hanut y las almendras. Pide un trozo de pan a gritos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Me gusta verte por aquí, bienvenido :)

      Delete
  13. ¡¡¡¡50 horas de sol!!!! ¡Qué barbaridad! Supongo que si no tuviera más remedio, pues lo llevaría, pero sólo de pensarlo me dan los 7 ataques...
    ¡Pero ya queda menos! La primavera está a la vuelta de la esquina!

    Me encanta tu receta de hoy. Mi madre siempre hacía una tortilla de patata en salsa con la que sobraba del día anterior que yo también la sigo haciendo porque me encanta (de hecho a veces lo hago incluso con la tortilla del día). Me anoto tu versión porque estoy más que segura que me va a gustar.
    Muchos besos desde Granada (hoy nevada), ¡y feliz día de Andalucía! (aunque ya quede poquito).
    Un besote.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ya vi la nieve!! Cayó bastante eh? Vale que las comparaciones son odiosas pero yo nunca había visto una nevada así en Granada, espero que la disfrutárais mucho :)

      Un besote.

      Delete
  14. Ay hija yo no podría, mira que me gusta el invierno, pero lo de ahí son palabras mayores, yo al contrario que tu si he tenido 50 horas de frío será mucho, aquí estamos en la eterna primavera, así que vente una temporadita!!
    La tortilla me la llevo, porque me encanta esta combinación de ingredientes, ya de por sí es mi plato preferido!!
    Se ve deliciosa!!
    Besotess

    ReplyDelete
  15. Teresa y yo somos vecinas así que no te digo más, a mí el frío me gusta para disfrutarlo cuando salgo de viaje, o sea, una semanita y no más.
    Esta receta me la llevo porque esas salsita de almendras combinada con la tortilla tiene que estar de vicio.
    Un besito desde Las Palmas y buen fin de semana.

    ReplyDelete
  16. Yo debería vivir en el norte, pero no en el norte de España que ya estoy noooo, sino de Europa cómo tu... ya tiemblo pero no de frío al ver que se acerca la primavera y de aquí a nada, por que el tiempo pasa volanda vendrá el sofocante verano de Barcelona ugggg

    Sabes nunca he comido una tortilla en salsa... siempre la comemos acompañada de un buen pan con tomate...

    Un beso guapa

    ReplyDelete

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...